MAR DEL PLATA: LA “CIUDAD FELIZ”…PARA ALGUNOS

Por Guillermo Gatti

Vivo en la Ciudad de Mar del Plata, Provincia de Buenos Aires, Republica Argentina.

Una ciudad balnearia asentada sobre la costa atlántica al sur de la capital.

Famosa nacional e internacionalmente por sus playas, visitada por turistas de las diferentes provincias y del exterior.

En época estival cuenta con una amplia infraestructura para los visitantes que llegan con el único objetivo de pasarla bien.

Hace muchísimos años la apodaron “La Ciudad Feliz”, un calificativo que, a mi modo de ver, hoy ha quedado fuera de su contexto original.

Mi residencia no esta ubicada en ningún punto turístico de la ciudad. Urbanísticamente, mi barrio forma parte de lo que se denomina periferia lo que significa que no es visitado por los turistas.

Barrio El Martillo

Como tantos otros barrios de esta Ciudad Feliz, sus residentes contribuyen al desenvolvimiento turístico de la ciudad desde el trabajo desde una realidad que, indudablemente, nada tiene que ver con lo que los visitantes pueden experimentar en sus vacaciones lo que me lleva a pensar que Mar del Plata es una “Ciudad Feliz” para algunos.

Como les contaba, mi barrio esta alejado del circuito turístico, un barrio residencial de gente trabajadora, que al igual que el resto de los habitantes de la ciudad paga sus impuestos y recibe muy poco a cambio generándose una asignatura pendiente por parte de quienes asumieron la responsabilidad social y política.

La sensación que muchos tenemos es que la ciudad crece para algunos y fundamentalmente para los turistas que la disfrutan cada verano y que nos pone felices que así sea.

 Lamentablemente el tiempo y las actitudes nos  demuestran que a muchos se nos hace difícil entender que formamos parte de una realidad paralela y que la inclusión y la equidad son apenas conceptos utópicos.

Como ciudadano me siento decepcionado, como profesional del turismo me siento indignado cuando a la hora de prestar mi servicio como guía de turismo, estafo a los turistas recortándoles una realidad que se vive a diario y que, obviamente, no se muestra porque , sin dudas, no representa un atractivo turístico.

 En mi barrio, como en tantos otros, no tenemos los mismos derechos y la falta de compromiso social por parte de los gobernantes dividen a la ciudad en dos. Una ciudad maquillada y escenográficamente preparada para el turista y otra, la del día a día postergada.

Cuando en los barrios que el turista tiene acceso se los mantienen limpios, bien iluminados, accesibles y estéticos, otros, como el mío, viven su cotidianeidad en condiciones indignas, donde la limpieza de los sectores públicos, la iluminación, la seguridad y la preservación del medio ambiente son desconsiderados descaradamente por quienes tienen la responsabilidad de cumplir con el compromiso que una vez fueron sus promesas de campaña y por lo cuales fueron elegidos.

 Sin dudas dos Mar del Plata, “La Feliz” y la no “Tan Feliz” para quienes mendigan un poco de consideración para vivir más dignamente.

LA VERDAD MUCHAS VECES ES CRUEL, SIMPLEMENTE PORQUE NO TIENE REMEDIO.

Gracias por tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s